Buscar

¿Qué es la Metatarsalgia?



La metatarsalgia es el dolor o inflamación en la zona del metatarso o cabezas de los dedos, entre el tarso y los dedos.

El dolor es mas frecuente en las cabezas de los metatarsianos centrales (2º y 3º dedos) pero pueden doler las cabezas de los cinco dedos.

En caso de no tratarse, la inflamación y el dolor aumentan, provocando molestias a veces invalidantes.


Causas y factores que provocan la metatarsalgia


El principal problema, como ya hemos indicado, es que estamos toda la vida de pie, y eso es inevitable. Como en el resto de problemas por desgaste debido al envejecimiento unas personas lo acusan más y otras menos. Igual que unas personas pierden visión o cabello antes de tiempo con la metatarsalgia ocurre lo mismo.


¿Debo entonces tener una vida sedentaria para evitar este problema?

Nunca. Tu vida debe ser lo más activa posible, por suerte unas buenas plantillas y un buen calzado evitarán el dolor. Y si las usas de forma preventiva por ser persona de riesgo, mucho mejor.


Otros factores que incrementan el riesgo de sufrir metatarsalgia:

  • Zapatos con tacón elevado, sobrecargan el antepié y provocan que el peso del cuerpo recaiga precisamente en las cabezas de los metatarsianos. Os podríamos asegurar que el 100% de las mujeres que llevan un tacón alto diariamente sufren o sufrirán de metatarsalgia.

  • Entrenamientos o actividades muy intensas, aquí podemos englobar tanto al corredor de largas distancias y deportistas profesionales como a las personas que trabajan de pie, es decir, que están 6-8 horas al día de pie y/o en movimiento.

  • Deformidades y problemas de apoyo de los pies, una persona con pie cavo (arco plantar muy pronunciado) tiene mucha mas propensión a sufrir metatarsalgia ya que carga mas presión en la zona delantera del pie.

  • Calzado inadecuado, además de los tacones, un zapato de puntera muy estrecha, o calzado sin la suficiente amortiguación, pueden acentuar el problema

  • Sobrepeso, si obligamos a nuestro cuerpo a cargar con más peso del adecuado, todas las articulaciones se resienten y por tanto también lo harán las plantas de nuestros pies.

  • Neuroma de Morton o pequeño tumor benigno de tejido fibroso que normalmente se forma entre las cabezas del 3 y 4º metatarsiano.


Estilo de vida y remedios caseros



Para ayudar a aliviar el dolor de la metatarsalgia, prueba con estos consejos:

  • Descansa. Para protegerte el pie y evitar más lesiones, no lo sobrecargues. Eleva el pie después de caminar o permanecer de pie un tiempo. Tal vez necesites evitar tu deporte favorito por un tiempo, pero puedes mantenerte en forma con ejercicios de bajo impacto como nadar o andar en bicicleta.

  • Aplica hielo al área afectada. Aplica compresas de hielo al área afectada durante unos 20 minutos por vez, varias veces al día. Para protegerte la piel, envuelve las compresas de hielo con una toalla delgada.

  • Toma un analgésico de venta libre. Prueba con ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), naproxeno sódico (Aleve) o aspirina para calmar el dolor y reducir la inflamación.

  • Usa calzado adecuado. Evita los zapatos demasiado ajustados o demasiado grandes, y limita el uso de zapatos de tacón alto. Usa calzado adecuado para los deportes que practicas.

  • Usa almohadillas metatarsales. Estas almohadillas listas para usar se colocan dentro del calzado justo delante del metatarso para ayudar a desviar la tensión del área dolorosa.

  • Los soportes para el arco del pie son otra opción. Si las plantillas no ayudan, el médico podría recomendarte que uses soportes para el arco a fin de minimizar la tensión en el metatarso y mejorar el funcionamiento del pie. Puedes comprar soportes para el arco de venta libre o pueden estar hechos a medida.


Problemas asociados a la metatarsalgia

Es muy frecuente ver en personas con metatarsalgia que no se han tratado en su estado inicial, que nos refieran dolor de tobillo, rodilla, cadera o espalda.

Si lo pensamos es una consecuencia muy lógica: la planta del pie nos duele, nuestro cerebro de forma inconsciente obliga al pie a apoyar mal, de lado, con el talón, etc. Esto provoca que el resto de articulaciones se resientan.

Otra consecuencia importante de una metatarsalgia no tratada es la aparición de durezas y callos en la zonas de mayor hiperpresión. Se produce además una deformidad ósea de los dedos provocando el conocido dedo de martillo o dedos en garra provocando así dolor en la zona superior de los dedos por roce con el calzado.


Diagnóstico de la metatarsalgia

Es un problema fácil de detectar, tu médico, podólogo o en la ortopedia, podemos hacer una pedigrafía en bipedestación y valorar si existe una zona de hiperpresión. Muchas veces no hace falta ni pruebas, simplemente viendo las durezas formadas justo en las cabezas de los metatarsianos ya nos dicen claramente cual es el problema.

En caso de dolor muy intenso es preferible que un medico valore, mediante una radiografía, la posible existencia de un Neuroma de Morton o una fractura por desgaste.


Tratamiento de la metatarsalgia

La metatarsalgia no se cura ni se corrige, solo podemos aliviar sus síntomas. Para ello se debe valorar el uso de unas plantillas adecuadas a cada persona que descarguen la zona metatarsal mediante el uso de olivas, barras retrocapitales y/o soportes del arco longitudinal.


En casos raros, cuando las medidas conservadoras no alivian el dolor y la metatarsalgia se complica debido a afecciones del pie como un dedo en martillo, una opción podría ser la cirugía para realinear los huesos metatarsianos


¿A quien debo de acudir en este tipo de sintomas ?


Debes acudir a un especialista en huesos (ortopedista) o a un especialista en pies (podiatra)


27 vistas

©2020 Mueller Sports México